Kirk Douglas cumple 103 años

 Kirk Douglas cumple 103 años

Kirk Douglas cumple 103 augustos años y los cofrades de la pantalla grande, enganchados a las batallitas de un tiempo perdido, levantamos la copa y brindamos por su legado.

Hijo de un ropavejero ruso, padre de otro mito por derecho propio, aunque menor si los comparamos, su masculinidad imparable, su inteligencia, su carisma, su potencia, su aura, arrasaban a cualquiera que osara acompañarle.

Estaba en posesión de eso que Keith Richards, otro indestructible, ha definido como «the shining», el brillo.

Una cualidad complicada de describir pero inconfundible cuando en la pantalla o el escenario asoman tipos tocados por los dioses, capaces de electrizar a millones con apenas sonreír y dueños de un brillo, un capacidad de convicción y un lustre inigualables. Lillian Gish, Humphrey Bogart, John Wayne, Lauren Bacall, James Stewart, Katharine Hepburn, Marlon Brando, Barbara Stanwyck, Gregory Peck, Henry Fonda y Marilyn Monroe, por citar a algunos de sus pares, también destilaban un brillo que hoy encuentro con mucha más dificultad.

Actores de otro tiempo, de otra pasta, de cuando el sistema de los grandes estudios, aunque a menudo castrador y semi-esclavista, trabajaba con la mirada puesta en el público adulto.

En el caso de Douglas, el hoyuelo más legendario de la historia, la sonrisa en cinemascope, encarnó como nadie todos los matices y todos los claroscuros de la condición humana.

Redacción EnclaveVLC

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *