Hacer un cocktail en casa

 Hacer un cocktail en casa

 

Pequeños secretos que convertirán un cocktail casero en uno profesional, un buen momento de relax para sobrellevar el confinamiento. Para los amantes de la cocktelería, o para cualquier persona que quiera degustar y disfrutar una copa como lo haría en la barra de un establecimiento especializado.

Mientras esperamos poder retomar nuestro ritmo de vida habitual, Yanaida Prado, head bartender de Negresco Cocktail Bar, ha recopilado algunos de los trucos de su para que todos podamos saborear cocktails riquísimos, como por ejemplo:

Un refrescante gin tonic. Somos muchos los que nos preparamos un gin tonic a ojo en casa y al final nos cuesta terminarlo. Según la bartender, la medida exacta de ginebra para acertar siempre sería una tacita pequeña de café, tipo espresso, nada más ni nada menos. También aconseja conservar en el congelador nuestra ginebra favorita e, incluso, la copa que vayamos a usar. Para los más aventureros, propone ir un poco más allá e infusionar nuestra propia ginebra. Esto parece complicado, pero no lo es, se trata de poner una medida de ginebra en un recipiente de cristal en la nevera con las frutas, especias o tés que queramos que le aporten sabor y fragancia a la copa. Dejaremos reposar la mezcla en la nevera durante 24 horas, y listo. Un par de ejemplos de infusiones podrían ser: granos de pimienta con pieles de cítricos, o cualquier té que tengamos en casa.

Un original pisco sour. Para los amantes de los cocktails sour, una idea sencilla para mejorarlos es preparar un sirope casero en el que mezclaremos a partes iguales azúcar y agua, para crear una base dulce. Otro truco, si no tenemos una cocktelera en casa, es mezclar el sirope casero con el pisco, el zumo de limón y la clara de huevo en un tarro de conservas. Una vez bien agitado le añadimos el hielo y ya podemos disfrutar de un espumoso, dulce y ácido combinado.

Un sabroso mojito. Si encontramos en nuestra tienda de alimentación ingredientes como lima o menta —que no siempre están disponibles y que pueden ponerse feos rápidamente—, una idea para tener preparada la base del mojito en casa dejando macerar en un tupper la mezcla de las hojas de menta limpias y secas con el jugo de las limas y el azúcar. Esta mezcla se conservará bien en el frigorífico durante dos o tres días e irá macerando, por lo que el resultado será mucho más potente que si lo mezcláramos en el momento de preparar el cocktail.

Un elegante Dry Martini. Para mejorar el clásico Dry Martini casero podemos conservar la ginebra en el congelador y atender fielmente a las medidas correspondientes con la taza de espresso: una taza y tres cuartos de ginebra, con un chorrito de vermut seco al gusto, removido cuidadosamente con una cuchara y coronado con una aceituna verde, o bien con piel de limón.

 

Redacción EnclaveVLC

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *