Cómo cuidar los ojos y los oídos en verano

 Cómo cuidar los ojos y los oídos en verano

Empieza el verano y con él la temporada de piscinas, de pasar horas bajo el sol, de asistir a eventos festivos, de paseos a la orilla de la playa y chapuzones en sus aguas. Todas estas actividades conllevan una serie de riesgos para nuestra salud si no tomamos las precauciones adecuadas. El cuidado del cabello y de la piel suele ser lo que más preocupa, pero no debe ser lo único. Presta atención a tus ojos y oídos.

Las piscinas son un importante foco de irritaciones e infecciones oculares. El cloro irrita la conjuntiva del ojo, haciendo que la membrana de la superficie del ojo se enrojezca y se inflame. Además la superficie del ojo se puede secar debido a la falta de lágrimas (queratoconjuntivitis). Algunos patógenos que se encuentran en el agua de las piscinas pueden provocar una inflamación de la conjuntiva del ojo, que produce picor y ardor en los mismos (conjuntivitis).

En la playa, la sal también puede producir irritaciones. Usa gafas de piscina o gafas de buceo para proteger tus ojos del cloro, de la sal marina y de las bacterias u hongos que pueden estar presentes en el agua. Así te protegerás de infecciones e irritaciones. También evita nadar con las lentes de contacto puestas y, si lo haces, usa lentillas desechables de un solo uso.

Es frecuente tras el baño (más en piscinas que en el mar) un intenso dolor, agravado especialmente por la noche. Es conocida como otitis, y se debe a la infección bacteriana de la piel del oído externo, provocada por la entrada de agua contaminada, que puede producir dolor, supuración o pérdida de audición.

Se presenta a cualquier edad pero hay más probabilidad de que la padezcan los niños de 2 a 10 años. El dolor remitirá en 48 horas tras introducir en el interior del conducto auditivo externo unas gotas de antibiótico. También puede limpiarse el conducto auditivo pero sin bastoncillos. Pero lo más aconsejable es prevenir mediante el uso de tapones de baño o bien secando ambos oídos con una toalla o secador a temperatura templada tras los baños.

Redacción EnclaveVLC

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *