Connect
To Top

Comienza el Sínodo Diocesano convocado por Monseñor Cañizares

La diócesis de Valencia iniciará el próximo 15 de octubre el Sínodo Diocesano convocado por el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, según se decidió en una primera reunión que presidió ayer, jueves, el Arzobispo, en la que aprobó el decreto de convocatoria del Sínodo Diocesano y constituyó la Comisión Central, encargada de coordinar los trabajos sinodales a través de siete comisiones técnicas.
El Sínodo Diocesano dará comienzo con una solemne eucaristía abierta a todos los valencianos, el 15 de octubre, a las 19 horas en la Catedral de Valencia, en la que se procederá a la lectura pública del decreto de convocatoria, y en la que se realizará “una solemne profesión de fe por parte de toda la asamblea”, según ha indicado el canciller secretario del Arzobispado de Valencia y portavoz de la Comisión Central, José Francisco Castelló.

El Sínodo Diocesano persigue “caminar juntos en la nueva evangelización a la que nos urge el Papa Francisco” mediante “soluciones concretas que marquen las líneas de actuación de la diócesis”. El objetivo final es “aunar esfuerzos para llevar el Evangelio a la mayor gente posible a través de nuevos métodos y formas”.

José Francisco Castelló ha señalado que “hay toda una generación de mucha gente que no vivió el último Sínodo”, convocado en 1987 por el entonces Arzobispo de Valencia, monseñor Miguel Roca, y que también “es necesario actualizar en la diócesis todo el magisterio de san Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco”; así como “hacer frente a los nuevos retos que plantea nuestra sociedad, como los cambios culturales, o el mundo digital y las redes sociales”.

La Comisión Central, presidida por el Arzobispo, reunida ayer en este primer encuentro, está compuesta por los tres obispos auxiliares, monseñores Esteban Escudero, Javier Salinas y Arturo Ros; así como por Vicente Fontestad, vicario general de la diócesis; José Francisco Castelló, canciller secretario; Jesús Corbí, vicario episcopal; Francisco Revert, vicario episcopal; Martín Gelabert, vicario episcopal para la vida consagrada; Amparo Estellés, delegada episcopal de apostolado seglar; Fernando Ramón Casas, rector del Seminario Mayor; José Luis Doménech, rector del Seminario Menor; Vicente Botella, decano de la Facultad de Teología; Gil Herrero, miembro de la comisión permanente del Consejo Presbiteral; Rodrigo Ferre, diácono permanente; Luis Albors, presidente de Juniors Movimiento Diocesano y Mª Ángeles Vilar, religiosa de Madres Desamparados de san José de la Montaña.

El Sínodo Diocesano abordará como aspectos centrales la nueva evangelización, la iniciación cristiana y la catequesis, la parroquia y el laicado, la eucaristía y la adoración eucarística, los jóvenes, la familia, la escuela, la universidad y la pastoral educativa; los pobres, la cultura, los sacerdotes, y la vida consagrada.

A tal fin se han constituido siete comisiones técnicas: Nueva evangelización e iniciación cristiana, presidida por Javier Salinas; Familia y juventud, a cargo de Arturo Ros; Parroquia evangelizadora, presidida por Vicente Fontestad; Laicado y mujer, presidida por Javier Salinas y Arturo Ros; Sacerdotes y vida consagrada, presidida por el Arzobispo, un vicario episcopal y el vicario episcopal de vida consagrada; Evangelizar la cultura: pastoral educativa y escolar, Universidad e instituciones culturales, UCV y UCH-CEU, presidida por Esteban Escudero, José Luis Sánchez y Rafael Cerdá; y Vida y testimonio de caridad y nuevas pobrezas, presidida por Arturo Ros y José María Taberner.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Sociedad