Cachopo de cerdo

 Cachopo de cerdo

Cachopo con carne de cerdo, un plato tradicional asturiano que se prepara con filetes de ternera rellenos de jamón y queso, pero que actualmente podemos hacer de múltiples formas. Para elaborar esta versión de la típica receta, podemos utilizar el lomo, el solomillo o partes magras del cerdo si queremos que el cachopo quede todavía más tierno.

INGREDIENTES

PREPARACIÓN

Cojas la pieza de carne que cojas para hacer la receta, pide en la carnicería que te la preparen para rellenar. Si no es posible, tendrás que abrirla en casa con un buen cuchillo para que quede una pieza extendida. Hecho esto, aplasta la carne con un rodillo para que quede más fina.

Sala un poco la carne, pero no mucho porque el jamón ya es salado. Si utilizas jamón dulce (jamón york) para rellenar tu cachopo de cerdo, entonces puedes ser un poco más generoso con la sal. Truco: El cachopo asturiano tradicional se prepara con jamón serrano, pero puedes hacer pequeñas modificaciones si así lo deseas, siempre y cuando mantengas la técnica de rellenar y cocinar. Para empezar a rellenar, coloca una tira de jamón en uno de los lados del filete extendido. Fíjate en la imagen. Puedes hacer un cachopo grande o varios más pequeños si prefieres optar por raciones individuales. Encima del jamón pon el queso en lonchas. Para que no se salga al freírse, puedes partirlo por la mitad. Recuerda que puedes usar el tipo de queso que más te guste.que puedes partir por la mitad para que no se salga al freírse la carne.

Cierra el filete pasando por encima el extremo vacío. Después, con ayuda de unos palillos de madera, sella los bordes para que el cachopo de cerdo quede bien cerrado y no se salga el relleno. Prepara el rebozado poniendo en un plato el pan rallado y en otro el huevo batido. Pasa los trozos de cachopo primero por el huevo empapándolos bien y después por el pan rallado, apretando bien para que se queden sobre todo los bordes bien sellados. Coloca todos los trozos en un plato o fuente y déjalos en la nevera durante un par de horas o hasta la hora de comerlos, así se formará un rebozado más apretado y quedará mejor a la hora de freírlo. Este es un truco muy eficaz que te permitirá que quede muy crujiente por fuera y jugoso por dentro.

Conforme se vayan haciendo los cachopos, sácalos y déjalos en un plato con papel absorbente de cocina para retirar el exceso de aceite. Sirve enseguida para disfrutar de la carne con el queso fundido bien caliente.

Redacción EnclaveVLC

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *